BIO

David Tejeiro López

David nació el 26 de Enero de 1994, en un pequeño pueblo llamado Cómpeta de la provincia de Málaga. Desde pequeño observó cómo su padre practicaba el deporte de vuelo en parapente, y con tan solo 8 años comenzó en el mundo del parapente junto a sus hermanos mayores. Durante muchos años trabajaban duro durante todo el invierno para luego poderse ir al norte de España y poder practicar acrobacias y nuevas maniobras, ya que allí hay lugares idóneos para practicarlo.

En 2012, comenzó a trabajar con los paramotores, ya que es un equipo con el cual podía volar en cualquier parte del mundo sin necesitar una zona alta donde desplazarse para coger impulso. Con este nuevo equipo llegó a conseguir un espectáculo único e increíble acompañado de acrobacias, humo, luces, ect.

Ese mismo año, su constancia lo llevó a convertirse en uno de los pioneros en una nueva modalidad en paramotor y a conseguir el record mundial de «202 lomping» que aun nadie ha podido superar.

Años después, dejó las competiciones para dedicarse al mundo de la demostración, viajando desde EEUU hasta China, participando en más de 200 eventos.

En 2015, Javi (el hermano mayor) y David se propusieron conseguir otro récord mundial, en el que en plena acrobacia sufrieron una rotura del parapente que casi le cuesta la vida. A partir de este momento David comenzó a buscar alternativas que cuidasen de su seguridad y así comenzó en el mundo del paracaidismo para poder tener otra opción por si existía un problema del parapente podría salir despedido de él.

Con el paso de los años y practicando el paracaidismo, encontró otro mundo lleno de espectáculos y récords, uniéndose así a equipos especializados en saltos desde aviones y formaciones ,consiguiendo así dos récords nacionales en esta modalidad.

En 2016, tras estar 4 años practicando con el traje de alas, combinó dos deportes extremos en un mismo vuelo, en el cual consiguió ser el primer piloto en el mundo en realizar la acrobacia más extrema. Se trata realizar en parapente «el infiniti» y salir catapultado a 200km/h para después abrir el traje de alas en plena caída y planear.


Todo su mundo no es aéreo, también es un apasionado del ciclismo. En 2020, fue invitado para un proyecto en el que por cada kilómetro realizado se plantaría un árbol, documentado todo por el equipo Imparable Tv y emitido por el tele
deporte. Tras esta aventura y haber entrenado mucho, el equipo imparable le invitó a forma parte del equipo.

En 2021, empezó su nuevo proyecto que fue comenzar en el mundo de la aviación, en el que inició el curso de helicóptero para así poder realizar futuros proyectos.